Clemente estable tuvo una niñez en estrecho contacto con la naturaleza. Según sus propios relatos, adquirió a muy temprana edad, la habilidad de imitar el canto de las variadas especies de pájaros que abundaban en el entorno natal. Es probable que ese precoz diálogo con la naturaleza haya contribuido a gestar su vocación de biólogo y de sentir la importancia de explorar nuestra fauna y flora.

Se graduó como maestro y ejerció la docencia; sin embargo, autodidacta por vocación, completó una formación de nivel universitario a través de cursos extracurriculares en la Facultad de Medicina.

Con una Beca del Gobierno español continuó su formación en el laboratorio que dirigía el Premio Nobel de Medicina de 1906 Don Santiago Ramón y Cajal. Luego de su viaje a España, Estable quedó indisolublemente ligado al estudio del sistema nervioso.

Las ideas de Clemente Estable, particularmente aquellas vinculadas a las propiedades funcionales de los contactos interneuronales o sinapsis, mantienen hoy plena actualidad.

                                                                             

Fue el iniciador en nuestro medio de la profesión de investigador. 

Realizó dos grandes contribuciones a nivel nacional a) la creación de un instituto dedicado a la investigación y la docencia superior en el campo de la Biología (1927) y b) la incorporación en la organización administrativa del Estado de un régimen laboral, hasta entonces desconocido en el país denominado “full time” o dedicación exclusiva (1943).    Leer más 

 

Sitos WEB de divulgación del IIBCE (Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable):

Neurociencia      Biología molecular       peces_electricos     arácnidos en la escuela    etologia_aranias     Tarántulas

 

Recursos educativos relacionados:

Colección de recursos de ciencias naturales