Desde el año 2007, Plan Ceibal ha brindado tecnología a sus beneficiarios y servicios de soporte y mantenimiento de estas para satisfacer sus necesidades.

La Experiencia Ceibal se fue definiendo con base en el uso que los usuarios fueron haciendo de estos elementos y en los programas impulsados desde Ceibal y ANEP.

Las experiencias con la tecnología, en particular con computadoras portátiles, se dan por medio de aplicaciones. Sean estas navegadores web, juegos de video o software de productividad, todas tienen algo en común: están sujetas al poder de procesamiento del PC sobre el cual corren.
1Estos equipos, en el caso de Ceibal, son heterogéneos. Principalmente, esto es por la oferta y demanda de su mercado. Mercado en el cual Ceibal participa como comprador y, en ocasiones, influencia dada su característica de único proyecto socio-educativo a nivel de una nación.

Más allá de esta influencia, es una realidad que los equipos cambian, así su oferta y por ende la experiencia con las aplicaciones que corren sobre estos.

Es cometido de Ceibal el lograr homogeneizar una muy buena experiencia de usuario para todos sus beneficiarios. En los párrafos que siguen haremos un poco de futurología explicando cómo esto puede lograrse efectivamente inclusive con las restricciones de mercado de equipos y económicas existentes.

¿Cómo generar una misma experiencia sobre diferentes tipos de hardware y software?

Como se estableció anteriormente, la experiencia con una aplicación depende de esta y del hardware sobre el cual corre. Pero Ceibal cuenta con más de cinco tipos diferentes de laptops, cada una con diferentes características. Entonces, ¿cómo generamos la misma experiencia?

1. Enfocándonos en los puntos en común

Todos estos equipos cuentan con conectividad inalámbrica, con métodos de entrada (teclado y mouse o pantalla táctil), con pantallas y son capaces de reproducir videos con alguna resolución máxima.
A su vez, más del 80 % de los beneficiarios cuenta con conectividad de fibra óptica capaz de alcanzar velocidades del orden de los gigabits por segundo y se espera llegar en el próximo año al 94 %.2

2. Liberando el poder de procesamiento

Ya dijimos, el poder de procesamiento afecta directamente a la calidad con la que se ejecuta una aplicación. Pero qué tal si la aplicación ya no se ejecutase en el terminal y le pudiésemos dar hardware dedicado para que esta corra de la forma en la que nosotros queremos.

3. Dando un soporte unificado

La capacidad de resolución de incidencias tiene que poder ser uniforme y óptima para poder atender a tantos usuarios a la vez. Esto es importante, ya que una falta de algunos de los servicios degrada la calidad de la experiencia (QoE, por su sigla en inglés).

 

OK, ¿y cómo logramos esto?

Y más importante, ¿cómo lo hacemos a un nivel de QoE aceptable?

31. Aprovechando el poder computacional de la nube

En este paradigma, la aplicación no es instalada en el hardware del usuario, sino que este accede a ella, exclusivamente, por medio de una red de datos (cableada o inalámbrica).

Esto es hoy día viable con conexiones inalámbricas 802.11n y cableadas por medio de fibra óptica. Es esta la principal restricción, ya que los flujos multimedia que se presentan en pantalla tienen que ser enviados desde un sitio centralizado.

 

2. Centralizando los componentes que afectan la disponibilidad de las aplicaciones

Al contar con un sitio central que controla la ejecución de las aplicaciones, este puede ser redundado para garantizar su disponibilidad y monitoreado profundamente para asegurar la calidad de los servicios.

A su vez, gracias a este monitoreo profundo, cualquier requerimiento de ampliación de su capacidad puede ser previsto con anterioridad y por ser este un único sitio su mejora es menos costosa que mejorar el equipo de cada usuario.

3. Asegurando recursos clave en el terminal del usuario

Este punto se reduce a brindar una conectividad (inalámbrica o cableada) de alto desempeño (alta capacidad y baja latencia) para el terminal y a asegurar que el terminal cuente con la capacidad de decodificar video (de la aplicación enviada desde el sitio central).

Teniendo esto asegurado, el usuario podrá interactuar con la aplicación de manera transparente y contando con un poder computacional limitado únicamente por el sitio central (nube).

 

¿En dónde estamos?

En 2014, Ceibal comenzó tres acciones fundamentales para que este futuro sea posible. Estas acciones son:

El proyecto de Alta Disponibilidad: donde Ceibal logra su aumento redundando sus servicios para las escuelas en un sitio centralizado de altas capacidades.

El proyecto de Alto Desempeño: en el que se mejoró tanto la capacidad Wi-Fi, con un franco despliegue de equipos de cobertura de próxima generación en locales urbanos, como la capacidad Wi-Fi de los terminales de usuario, migrando sus radios inalámbricos a tecnologías capaces de superar los 100 Mbps.

El despliegue de fibra óptica en los locales educativos, que en un futuro permitirán comunicaciones a gigabits por segundo, brindado por ANTEL.

Estas tres acciones brindan las bases para el futuro despliegue de una solución de calidad de experiencia controlada e independiente del terminal de usuario.