Desde los comienzos de Plan Ceibal, una parte importante de la infraestructura desplegada corresponde a las redes inalámbricas que brindan acceso a Internet a las computadoras de los estudiantes. En tal sentido, gran parte del trabajo del Área Técnica de Plan Ceibal ha estado dedicado al diseño, instalación y puesta en funcionamiento de estas redes que utilizan la tecnología conocida popularmente como Wi-Fi.

Luego de esta etapa inicial de despliegue de la solución de conectividad, comienza una segunda etapa que corresponde por un lado al proceso de soporte y mantenimiento de la solución y por otro lado al proceso de mejora continua. El primero tiene como objetivo garantizar que se mantenga operativa la red Wi-Fi en buenas condiciones, mientras que el segundo involucra la optimización de la solución mejorando tanto la cobertura como la capacidad.

En este escenario, Plan Ceibal venía desplegando la misma tecnología Wi-Fi desde el 2007 y luego de varios años de trabajo, la apropiación por parte de los beneficiarios hizo que las demandas fueran en aumento. Por esta razón se realizó un análisis de la evolución de las distintas alternativas de la industria Wi-Fi y se identificó la necesidad de una mejora tecnológica para atender dicha demanda, tanto actual como futura.

De esta forma se llegó a la conclusión de que la mejor alternativa para la red inalámbrica de Plan Ceibal era una solución Wi-Fi basada en una controladora centralizada y con puntos de acceso¹ con tecnologías más avanzadas a las utilizadas anteriormente. A continuación, se presenta en qué consiste básicamente esta nueva solución y las principales ventajas respecto a la solución previa.

Arquitectura de la solución

ap1

La solución Wi-Fi de alta performance consiste básicamente en dos tipos de equipos:

  • controladora de red inalámbrica (WLAN controller)
  • puntos de acceso (APs)

A esto se suma además el equipamiento necesario para contar con una red privada que interconecta cada uno de los locales donde se brinda conectividad inalámbrica con un sitio central instalado en un centro de datos de Plan Ceibal. Estos equipos son básicamente servidores y routers. Dicha infraestructura es también utilizada por otras soluciones de Plan Ceibal, como la solución de videoconferencia o la solución de alta disponibilidad.

La diferencia principal con la solución previa es que anteriormente cada punto de acceso tenía su configuración propia y operaba en forma totalmente independiente del resto de los puntos de acceso de la red inalámbrica.

En la solución con controladora centralizada, este equipo es el cerebro de la solución y es el único que se debe configurar. Esto permite además soportar nuevas funcionalidades simplemente actualizando la versión de software de la controladora, así como monitorear por SNMP toda la solución desde un único equipo de la red. En este momento la solución soporta 802.11n (en 2.4GHz y 5GHz) y 802.11ac (última versión del estándar, solo para 5GHz). Los puntos de acceso, llamados en este caso livianos, simplemente deben comunicarse con la controladora para que esta les indique cómo deben comportarse. Esta diferencia tiene ciertas ventajas, algunas de las cuales se mencionan a continuación.

Ventajas de la solución

Asignación automática de canales de frecuencia: cada AP opera en un canal determinado y es importante que no se interfieran entre distintos APs, por lo que la controladora tiene en cuenta cómo se ven los distintos APs entre sí, algo que previamente se debía resolver manualmente por diseño.

Ajuste automático de la potencia de transmisión: de forma similar al caso anterior, la controladora regula la potencia de los APs para que no se interfieran entre sí pero evitando empeorar la comunicación con los usuarios.

Operación simultánea en dos bandas de frecuencia (2.4GHz y 5GHz): esto permite que cada AP duplique su capacidad, ya que opera en dos canales en forma simultánea.

Balance de carga entre equipos: esto permite que cuando hay gran concentración de usuarios en una zona determinada no necesariamente se conecten al AP más cercano, sino que se repartan para distribuir la capacidad.

Configuración centralizada en la controladora: al manejar la configuración desde un único punto de la red se ahorra mucho trabajo, simplificando la gestión de la solución.

Monitoreo centralizado en la controladora: se simplifica el acceso a los datos de cada AP, ya que toda la información del funcionamiento de la solución se encuentra en la controladora.

Actualización masiva de configuraciones: de esta forma es posible impactar rápidamente un cambio de configuración en toda la red sin tener que conectarse manualmente a cada AP.

 

 

¹En inglés access points, que corresponde a los equipos de la red inalámbrica que se comunican por esta vía con las computadoras. Muchas veces popularmente se les dice las antenas o los radios.