Otras formas de leer

Se celebra cada año, el 23 de abril por iniciativa de la UNESCO el Día Mundial del Libro y el Derecho de Autor.

El Origen del día del libro se remonta a 1926. El 23 de abril de 1616 fallecían Cervantes y Shakespeare. También en un 23 de abril nacieron – o murieron – otros escritores eminentes como Maurice Druon, K. Laxness, Vladimir Nabokov, Josep Pla o Manuel Mejía Vallejo.

Por este motivo, esta fecha tan simbólica para la literatura universal fue la escogida por la Conferencia General de la UNESCO para rendir un homenaje mundial al libro y sus autores, y alentar a todos, en particular a los más jóvenes, a descubrir el placer de la lectura y respetar la irreemplazable contribución de los creadores al progreso social y cultural.

En el Uruguay – el día del libro se celebra el 26 de mayo – por ser el aniversario de la apertura pública de la Biblioteca Nacional. El 26 de mayo de 1816, Larrañaga – quien fue designado como primer Director – pronunció lo que se conoce como su Oración Inaugural, en la que expresó entre otros, conceptos que “una biblioteca es el foco en que se reconcentran las luces más brillantes, que se han esparcido por los sabios de todos los tiempos.”

El libro – objeto al que hasta ahora hemos llamado de esa manera – experimenta hoy varias transformaciones. Transformaciones en cuanto al dispositivo en que se encuentra la lectura, y también el formato de los textos.

Las laptops, netbooks, celulares, tabletas, lectores de libros electrónicos, etc. nos permiten hoy acceder a los textos. Los dispositivos de lectura no sólo se popularizan porque es más fácil su acceso, sino que además se diversifican y se expanden hacia otras prestaciones.

Por otra parte, el avance de las tecnologías, la disminución de la breca de acceso y de uso, la convergencia de medios y la expresión por medio de diversos formatos, nos conduce a la necesidad de integrar  competencias genéricas requeridas para vivir en la era de la omnipresencia de las pantallas de esta cultura digital. Pero también plantearnos las nuevas formas de leer, el perfil del lector de las próximas generaciones, y por qué no, el destino de las bibliotecas y la situación de los derechos de autor.

Ofrecemos a continuación una selección de recursos relacionados con el tema.

¿Cómo se hace? Una historia digital

Desde siempre se han contado historias, hemos disfrutado escuchándolas o creándolas. Hoy, la tecnología nos permite crear historias en formatos diferentes: los digitales. Plan Ceibal te invita a aprender sobre las historias digitales.

Ir al recurso

E-Propuesta: ¿hacemos un Proyecto Transmedia?

Formen un equipo de trabajo, seleccionen un cuento tradicional, amplíen el universo narrativo, creen una nueva historia, publíquenla y difúndanla. Estas son algunas de las consignas que forman parte de la propuesta para crear un Proyecto Transmedia, ¿se animan?

Ir al recurso 

Alicia, el caligrama y la cola de ratón

Te proponemos un desafío: ¿Qué relación tendrán estos tres elementos: Alicia, un caligrama y una cola de ratón? ¡Atrévete a averiguarlo! 

Ir al recurso

Red “Los oficios de la imaginación”

Esta red con diferentes recursos te invita a reflexionar acerca del valor que tienen las creaciones humanas y los distintos derechos que poseen sus creadores. A partir del libro “Los oficios de la imaginación” se han creado cinco OA que nos enseñan acerca de los Derechos de Autor

Ir al recurso

Biblioteca Digital Ceibal

¿Sabes todo lo que puedes encontrar en la Biblioteca Digital Ceibal?, ¿cómo descargar y utilizar el lector?, ¿cómo guardar los contenidos para luego seguir leyendo? El presente contenido nos guía para contestar estas interrogantes.

Ir al recurso