Imagen9El ciclo de vida de los dispositivos Ceibal no solo se compone del período de tiempo que pasa entre la entrega al usuario y su devolución. Como cualquier aparato electrónico, tiene una fecha de fabricación, una fase de programación, el tiempo de uso, y finalmente la etapa en la que inicia el proceso de desmantelamiento tras quedar obsoleto.

En este lapso existen diversos protocolos que se ejecutan para que el rendimiento de los dispositivos sea el mayor posible y que el usuario pueda sacar el mejor provecho aprendiendo con él. Es importante considerar que la capacidad de adquisición y entrega de equipos por parte de Ceibal no es
infinita ni pretende serlo, por lo que es muy importante cuidarlos lo más posible.

Pero más allá de esto, y aunque pudiéramos adquirir la cantidad que quisiéramos de aparatos electrónicos (fuera de los que entrega Ceibal), la
mayoría de ellos se desechan sin ningún tipo de reciclaje. Es decir, se convierten en basura.

Se calcula que en Uruguay, unas 100.000 computadoras quedan fuera de uso cada año, lo que representa aproximadamente 1.000 toneladas anuales solo en ese tipo de aparatos: ¡esto equivale al peso de 143 tiranosaurus rex!.

Por otro lado, a nivel mundial se producen 7 kgs. anuales de basura electrónica por persona, lo que puede compararse al peso de ¡11 pirámides de Giza!

¿Qué ganamos?

Con PrendeTEC! ganamos todos. El centro educativo, los alumnos, los docentes y por sobre todo, el medio ambiente.

● Beneficios para el centro educativo: se le otorga un premio al equipo de alumnos y docentes por llevar adelante el proceso de restauración
del espacio seleccionado y se ayuda a implementarlo, registrando dicho proceso.

● Beneficios para alumnos, docentes y la comunidad: habrán generado un espacio de encuentro para toda la comunidad educativa que durará muchos años.

● Beneficios para el medio ambiente: ¿qué pasaría si evitásemos tirar una cantidad similar a dos Tiranosaurus Rex juntos de plástico por mes? ¡Seguramente nuestro planeta lo agradecería mucho!